domingo, diciembre 31, 2006

¡No! a la pena de muerte

....
....

Aunque Saddam Hussein haya sido lo que fue y merecía estar encarcelado para pagar por su s crímenes de lesa humanidad, ningún país tiene derecho de intervenir en la ejecución de nadie como lo ha hecho el gobierno de Estados Unidos con este hombre, afectando su derecho a un juicio justo.

Hay muchos en el mundo que siguen violando los derechos humanos y masacrando pueblos de hambre o por las guerras y no se les ejecuta ni se les enjuicia sino que se les cataloga de héroes defensores de los derechos humanos. Condeno la pena de muerte bajo cualquier circunstancia.

Como quiera que sea la muerte de Saddam a manos del gobierno títere de Irak es una vil y cobarde venganza, una violación del derecho a la vida de un ser humano, un cobarde asesinato, Rechazo de plano la pretensión de cualquier gobierno de adjudicarse el derecho de dar muerte a sus cuídanos por falsos medios legales de la condena a muerte, lo cual es un vulgar asesinato como cualquier otro.

“Los derechos humanos y el derecho internacional, han sido violentados una vez más en el Irak ocupado, bombardeado y sometido a las máximas vejaciones, torturas, atropellos, y a un genocidio cruel, que han pretendido justificar con pretextos y mentiras, descubiertas y evidenciadas, en todo el mundo”.

Me es imperioso condenar este crimen perpetrado por motivos políticos, instrumentalizando la justicia, que ha sido manipulada y puesta al servicio de los poderosos.

“Al condenar este asesinato oficial de las autoridades impuestas al Irak ocupado, me estoy sumando a las voces de protesta de múltiples entidades por semejante atropello a la dignidad humana y al clamor de la humanidad de lograr un mundo de paz, y que exige el inmediato retiro de las fuerzas de ocupación, y el retorno de Irak a su plena soberanía, a su derecho a la paz, y a la restitución de su dignidad y su vida independiente”

....
....

5 comentarios:

antona dijo...

stoy contigo.No a la pena de muerte.Me gusto tu blog
salu2

con alas para volar dijo...

La mano del hombre no puede tomar la vida de otro, más dice la palabra que quien derramare sangre de hombre por hombre sera derramada su sangre y en otra parte dice quien a cuchillo mata a cullillo muere.

Estoy en contra de la pena de muerte, más la ley del hombre y la ley celestial en el caso de Sadam se ha cumplido.

Gracias por tu visita, esto contigo en este post.

palabras con ningun sentido dijo...

Comparto plenamente la oposición a la pena de muerte, máxime en este caso en que se trató de un juicio payasesco que la convirtió en un simple asesinato.
Me causa un gran placer leer tu blog, en especial porque me gusta sobremanera todo lo aquí vertido, desde lo poético hasta lo ideológico y está muy bien que se viertan ambas cosas sin divorciarlas entre si.
Un beso grande

Olie dijo...

Vine a visitarte para dar gracias por tu paseo en mi blog y encuentro que el tuyo es muy interesante, ¡felicitaciones!.
También estoy en desacuerdo con la pena de muerte. Igual que tú, me referí al tema en mi blog. La muerte de Saddam sólo fue otro asesinato. Con premeditación y alevosía, además, aunque sea "legal".
Abrazos,

olie

25 enero

palabras con ningun sentido dijo...

pasé a ver si habían novedades y no quise dejar de acercarte mi saludo.
Un cariño